Buscar

Cinco años de investigación con la tecnología 'eye tracker'

Cinco años de investigación con la tecnología 'eye tracker'

El proyecto tiene sus inicios, hace cinco años, en un premio otorgado por Alt64 en el congreso Interacción, en el 2009, en el que con un dispositivo  eye-tracker se estudió el comportamiento de las personas delante de los resultados de una búsqueda en Internet.

Desde entonces es un proyecto que está llevando a cabo  Mari-Carmen Marcos y su equipo, en el grupo  Digidoc del  Departamento de Comunicación, en colaboración con investigadores del Grupo de Investigación en la Web (WRG) del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones ( DTIC ), de la UPF.

Los primeros resultados, presentados en congresos internacionales y publicados en revistas especializadas en los años 2010 y 2011, buscaban estudiar el comportamiento del usuario ante un buscador en Internet, tema que más adelante se amplió al estudio de todo el proceso de búsqueda. El siguiente paso fue estudiar el comportamiento del usuario ante una televisión conectada, cuyos resultados se han presentado y publicado durante el 2013.

Ahora, se estan abriendo nuevas líneas de investigación como por ejemplo el estudio de factores culturales , así como cuestiones  metodológicas sobre cómo diseñar los estudios de usuarios utilizando este versátil dispositivo.

maricarmenmarcos

Empleando el  eye tracker en estudios sobre la dislexia,   Mari-Carmen Marcos ha estado trabajando y ha publicado trabajos conjuntamente con Luz Rello, investigadora y doctoranda de los grupos Tratamiento Automático del Lenguaje Natural (  TALN ) y Web Research Group (WRG ), del  DTIC  y reciente ganadora del European Young Researchers Award 2013. 

Como ha indicado Marcos "en un futuro tenemos previsto ampliar estas líneas de trabajo con estudios orientados al marketing digital y también orientados a estudios de comportamiento de usuarios en sitios web de bibliotecas".

heatmap

¿Cómo funciona un eye tracker?

Cuando el ojo humano interacciona con una interfaz lo hace con movimientos muy rápidos, del orden de hasta  500 movimientos por segundo, y cuando se fija en algo, mantiene la mirada durante algunas milésimas de segundo. En términos mecánicos, se puede describir el proceso fisiológico de la observación visual como una alternancia continua entre estos dos procesos.

El dispositivo  eye tracker es capaz de detectar los movimientos que hace el ojo durante la mirada, así como también la dilatación de su pupila. Es una herramienta muy útil para el estudio de la lectura, del comportamiento y la interacción entre personas e interfaces, entre otros.

Los dispositivos actuales pueden funcionar de manera remota, es decir, no intrusiva para el ojo del usuario. La técnica más común es la Pupil Centre Corneal Reflection (PCCR). Este dispositivo ilumina al usuario con dos proyecciones de rayos infrarrojos que generan un reflejo en las córneas de ambos ojos, concretamente la fóvea, el lugar de la retina donde se registra la visión más nítida. Una cámara de vídeo integrada en el  eye tracker registra estos reflejos con la posición del usuario y se procesan. Entonces, la posición de las pupilas se anota con la ubicación de la mirada en la pantalla y se obtiene información sobre el lugar donde la persona tiene fijada su atención, en el transcurso de la grabación.

Más información:
Referencia de los trabajos realizados con estos dispositivos, y otras aportaciones.
Video sobre el funcionamiento del dispositivo  eye tracker.

0 comentarios :

Publicar un comentario