Crean la computadora más diminuta del mundo

Los ingenieros de la Universidad de Michigan lo han vuelto a hacer; han logrado reducir aún más el tamaño de las computadoras para conseguir crear la computadora más pequeña del mundo. ¿Por qué es relevante esta noticia? Pues por el simple hecho de que a medida que la tecnología se reduce el progreso de las naciones fluye, tal como ha pasado con los dispositivos inteligentes los últimos años. Si bien el término “computadora” es poco especifico ya que muchos dispositivos hoy en día se comportan y tienen las mismas funciones de una computadora convencional, en este post nos encargaremos de explicarte todos los pormenores de este nuevo descubrimiento de los ingenieros de la Universidad de Michigan.

¿Por qué decimos que los ingenieros de la Universidad de Michigan lo han vuelto hacer? Porque el antiguo record de la computadora más pequeña del mundo ya lo tenían ellos con su computadora Michigan Micro Mote, llamada también “M3”, confeccionada en 2014, la cual ostenta unas dimensiones de 2x2x4 mm y tiene la especialidad de que puede conservar toda su programación y funciones inclusive cuando no está encendida y no está conectada a una fuente de poder.

Sin embargo, IBM les robó hace poco ese título de “los creadores de la computadora más diminuta del mundo” con su chip (que se comporta y funciona como computadora) cuyas dimensiones son de 1×1 mm y que consta de varios cientos miles de transistores. Esto toco el orgullo de los genios y nerds de Michigan que decidieron desde hace ya unos años emprender una absurda, pero fértil, competencia para ser los creadores de la computadora más pequeña del mundo.

Fue de esa forma como los ingenieros de Michigan crearon una computadora tan diminuta que se equilibra fácilmente en la punta de un grano de arroz. Lo cierto es que la computadora es tan pequeña que no sabemos hasta qué punto puede ser considerada como tal. El equipo de trabajadores de la empresa Electricistas , desde su experiencia en el sector, consideran que la creación de la Universidad de Michigan no debería ser llamada computadora, pues el término de “computador” que manejamos en la cotidianidad discrepa de manera rotunda con la creación diminuta de los nerds de Michigan.

De hecho, lo que comenta la gente acerca de que esas computadoras extremadamente pequeñas no deberían ser llamadas computadoras, no está para nada alejado de la realidad, ya que expertos en el sector computacional, como el profesor de ingeniería eléctrica e informática David Blaauw, consideran que tanto la creación de IBM como la última creación de la Universidad de Michigan, no deberían ser llamados computadores porque inmediatamente después que se apagan pierde toda la información y programación disponible cuando estaba encendida.

Más allá del hecho de que si estos nano-dispositivos deben ser considerados computadoras o no, lo cierto es que tanto la creación de los ingenieros de Michigan como la de los de IBM puede resultar en un gran aporte para la medicina moderna. Veremos en que depara todo esto.